ENTREVISTA PERSONAL. MARÍA UNCETA-BARRENECHEA OLAZAR

ENTREVISTA PERSONAL. MARÍA UNCETA-BARRENECHEA OLAZAR

Hoy queremos adentrarnos un poco más a la humanización visible, y la no tan visible, de la persona que encabeza María D’uol como marca, como proyecto constante de evolución, y como propósito para mejorar la calidad de vida de miles de mujeres y personas que sufren los estragos del cáncer en su piel.


Hoy hablamos con María Unceta-Barrenechea. ¿Te quedas con nosotros? Nos encantará que la conozcas un poco más.


1.    ¿Quién es María Unceta-Barrenechea?

Soy una mujer sonriente y madre de dos maravillosos hijos. Licenciada en farmacia, empresaria y eterna aprendiz. Me encanta estudiar y seguir aprendiendo de la buena gente.

Me siento muy agradecida a la vida porque he podido tomar mis decisiones con libertad y con ello, elegir mi manera de vivir la vida a través de la ciencia, que es una de mis pasiones.

Me gusta ser protagonista de mi vida y no un espectador y eso a veces es duro, porque además, quiero que sepas que soy muy llorona.

Me considero una mujer valiente, creo que lo he heredado de mi madre, que era una auténtica líder. Y eso me ha permitido, con mucho esfuerzo, perseverancia y paciencia, cumplir mis sueños.

Desde pequeña me ha gustado la biología y la ciencia, dar clases y cuidar a las personas. Algo que lo realizo cada día con Maria D’uol. Formulo e investigo de manera permanente, cuidando la piel de las personas que confían en mi para mejorar su calidad de vida.

Y aunque me sigo poniendo nerviosa antes de dar una formación o en conferencias, por ese sentimiento de autoexigencia y responsabilidad, es algo que también me apasiona.

    
Los Milagros existen y los sueños se cumplen.


2.    ¿Por qué nació la marca María D’uol?

En la asignatura de galénica, en la Universidad, hacíamos comprimidos, pomadas, inyectables y jarabes utilizando plantas y otros principios activos eficaces para curar enfermedades. Fue entonces cuando pensé que iba a hacer la mejor cosmética para cuidar y curar la piel de las personas.

Quería que tuviera nombre de mujer, y es por lo que decidí llamarla María y D’uol de mis apellidos (U de Unceta-Barrenechea y Ol de Olazar) y, sobre todo, que se fabricara en España, ya que en aquella época la cosmética que gozaba de reputación provenía de París o de Italia.

María Unceta-Barrenechea

3.    ¿Cuáles son los valores de la marca María D’uol?

El primero es el rigor científico. Creo en la ciencia por encima de muchas cosas, en las evidencias científicas y en los ensayos clínicos que me aseguran los resultados.

En María D’uol seleccionamos los mejores principios activos y materias primas y los utilizamos en altas concentraciones para que los resultados sean extraordinarios.

La innovación permanente. En cuanto veo un problema, o algún agente que puede afectar a nuestra piel, automáticamente comienzo a pensar en qué puedo hacer yo para cuidar esa piel o prevenir esos efectos dañinos. Es entonces cuando empiezo a buscar principios activos que sean eficaces para cuidar esa piel. Eso sí, cuidando la salud. Es decir, conseguir la belleza a través de la salud.

Maria D’Uol ha sido pionera a lo largo de sus 30 años en muchos productos. Lanzamos la Bb cream en el año 2002, una línea vinum con resveratrol en el 2008, el serum de ácido hyalurónico, cuando la gente no sabía ni pronunciarlo.

Comprometida con las personas y de la mano de mi pasión por formular, hemos sido pioneros en crear la primera línea de dermocosmética para prevenir y minimizar los efectos secundarios que se producen en la piel durante el tratamiento oncológico.

El compromiso con el entorno. Estoy muy orgullosa de que sea marca España. Todo el proceso se realiza íntegramente en el laboratorio. El I+D+i, la fabricación y distribución.

La sostenibilidad, estamos realizando un gran esfuerzo por renovar nuestros envases con materiales reciclados y reciclables, utilizando así poca tinta y escasos embalajes de cartón.

La atención personalizada. El mimo y cariño que ponemos en todos los procesos. Soy consciente de que cada persona es única y merece el mejor trato y asesoramiento.

4.    ¿Cómo eliges tu equipo humano cuando debes incorporar a alguien nuevo?

María D’Uol es una empresa alegre, fresca, entusiasta y comprometida con la calidad y con sus personas.

Intento que las relaciones sean sanas y generar el ambiente propicio para que entrar en el laboratorio sea un placer, y no una obligación.

La cultura del compromiso y la colaboración orientada al bien común. Todas las personas son importantes y únicas, independientemente del trabajo que desempeñen.

A los proveedores, clientes, personal sanitario, etc, también les considero parte del equipo, y me gusta que crezcan con nosotros.

 5. Háblanos desde el corazón con la línea Carmen.

Es una preciosa historia de amor entre mi madre Carmen y yo.

Para mi María D’uol ha sido el gran proyecto, sin embargo Carmen va mucho mas allá. Es algo emocionante y al mismo tiempo continúa siendo un reto. A través de la enfermedad de mi madre pude comprender los efectos secundarios, tan importantes, que se producen en la piel durante el tratamiento oncológico y el sufrimiento, mermando la calidad de vida que se produce en los pacientes.
 
El seguir día a día de cerca los avances de los tratamientos médicos me permite seguir investigando sobre nuevos productos para cuidar la piel, y así acompañar a muchas personas durante su enfermedad para mejorar su calidad de vida.

Sentir que eres útil y que tienes un propósito en esta vida es precioso. Me siento muy afortunada porque puedo unir mi pasión por formular y mi deseo de querer cuidar a las personas.

Con María D’uol Oncology Carmen estoy conociendo cada día a enfermeras y médicos de los distintos hospitales del país, compartiendo ese compromiso por mejorar la calidad de vida de los pacientes. Ellos desde su tratamiento médico, y yo desde el cuidado de la piel.

Abrimos nuevos ensayos clínicos y estudios científicos y nos ponemos nuevos retos para continuar dando todo lo mejor y avanzar con la ciencia.

Mis palabras para Carmen son “gracias” y “amor”. Me fascina y me encanta lo que hago, y me da mucha alegría ver que han pasado 30 años desde que fundé María D’Uol y sigo con la misma ilusión que el primer día.


6. Si tuvieras que definir María D’uol como marca en una sola palabra, ¿cuál sería?

Auténtica. Sin pensarlo dos veces…

7. ¿Qué crees que hace diferente a María D’uol?

El mimo y cariño que le ponemos a todos los procesos. Que independientemente de las modas, sigue fiel a sus valores iniciales.

Cuidamos y respetamos a las mujeres para que estén guapas, priorizando la salud de su piel. Es decir, la belleza a través de la salud. Todo no vale, y los atajos no son buenos.


8. ¿En qué piensas cuando quieres sacar un nuevo producto?

En los resultados que quiero obtener, que sea un producto que te haga sonreír cuando te lo apliques, ya sea por su textura, su aroma, sus resultados… su todo.

Que sea tu momento, el momento en el que te quieres, te cuidas, y te mimas.

9. ¿Qué no puede faltar en la comunicación de la marca de María D’uol tanto en el online como en el offline?

La claridad y el cariño. Esto es lo que hace que las personas confíen en nosotros.

10. ¿Cuáles son tus retos en este 2021?

Seguir en primera línea de la investigación y avanzar con los ensayos clínicos y la línea Carmen.

Además, me encantaría que se corriera la voz y llegar a todos los pacientes oncológicos. Que sepan que podemos cuidar su piel y que, sobre todo, no se resignen a tener calambres, sequedad, picores o epitelitis. Sé que nuestra marca contribuye a mejorar su calidad de vida, por lo que a cuantas más personas llegue, mejor.

En cuanto a la parte de docencia, ya estoy trabajando para crear nuevos cursos online y talleres, otros que antes eran presenciales, los estamos adaptando al online.

Y por supuesto, seguir con el mismo entusiasmo y pasión formulando grandes productos para cuidar la piel de todas las personas.


Añadir un comentario

 (con http://)